Monitoreo Participativo

Los arrecifes de coral de Palau son parte de un sistema masivo interconectado que une a Micronesia y el Pacífico occidental. Foto © Ian Shive
Miembros de la comunidad realizan actividades de monitoreo mensualmente en la Bahía de Maunalua. Foto © TNC

Miembros de la comunidad realizan actividades de monitoreo mensualmente en la Bahía de Maunalua. Foto © TNC

Los programas de monitoreo tradicionalmente usan observadores expertos, investigadores o gerentes y pueden ser intensivos en recursos. Por lo tanto, los programas de monitoreo generalmente no pueden proporcionar información detallada a través de escalas espaciales y temporales amplias. Al establecer programas de monitoreo participativo, los gerentes tienen acceso a más información de más sitios de manera más regular.

Los programas de monitoreo participativo involucran observadores no expertos, a veces llamados "científicos ciudadanos", en las actividades de monitoreo. Estas actividades de monitoreo pueden ser dirigidas por científicos o gerentes o tener observadores que monitorean los arrecifes de manera independiente. Los administradores de arrecifes de coral a menudo usan programas de monitoreo participativo para evaluar la condición de los arrecifes, la detección de perturbaciones, la evaluación de impacto después de perturbaciones y las evaluaciones de la efectividad de las acciones de manejo.

Beneficios del Monitoreo Participativo

Los administradores han recibido grandes beneficios al involucrar a los usuarios de arrecifes y a las partes interesadas para ayudar con la detección de perturbaciones y la evaluación de impacto. Éstos incluyen:

  • Los usuarios de arrecifes que visitan regularmente los sitios de arrecifes pueden ayudar a detectar impactos cuando ocurren, formando un "sistema de alerta temprana" para los administradores. Esto es particularmente importante porque el monitoreo de rutina puede pasar por alto los impactos de los arrecifes, ya que los corales generalmente están estresados ​​solo por un período de tiempo y los corales muertos son colonizados rápidamente por las algas.
  • La inclusión de usuarios de arrecifes y partes interesadas en la evaluación de impacto también puede resultar en una educación valiosa, divulgación y sensibilización. Por ejemplo, los operadores turísticos pueden aumentar la conciencia sobre los impactos del cambio climático en los arrecifes de coral a través de programas de monitoreo participativo que involucran a los usuarios de los arrecifes, como los buceadores.
  • La inclusión de miembros de la comunidad y partes interesadas en las actividades de monitoreo puede generar apoyo para las acciones tomadas para apoyar la recuperación de los arrecifes. Tales acciones incluyen limitar el acceso o las actividades a las áreas severamente afectadas en el caso de una perturbación.
  • El intercambio bidireccional de información entre los gerentes y los participantes aumenta la capacidad para gestionar los arrecifes de manera adaptativa, cumple con los objetivos de educación y divulgación, y puede aumentar la administración.

Cómo establecer una red de monitoreo participativo

El establecimiento de una red de monitoreo participativa requiere: 1) identificación de observadores, 2) desarrollo de métodos de encuesta, 3) capacitación de observadores, 4) creación de un sistema o proceso mediante el cual los datos se transfieren de los observadores a los gerentes, y 5) se reportan a los observadores Reforzar la participación.

Los gerentes pueden decidir establecer una red de monitoreo participativo o pueden hacer que los programas de monitoreo de rutina y receptivos sean participativos al incluir miembros de la comunidad y partes interesadas en los arrecifes cuando se realizan encuestas. Los observadores participantes pueden identificarse determinando qué usuarios de arrecifes y partes interesadas visitan los arrecifes con regularidad y es más probable que puedan participar y beneficiarse.

Los métodos de encuesta deben ser evaluaciones rápidas que tengan en cuenta la disponibilidad de tiempo de los participantes y se limitarán al nivel de habilidad que los participantes pueden adquirir durante el programa de capacitación. Los programas de capacitación se pueden adaptar en función de la disponibilidad de recursos y para garantizar que los participantes adquieran las habilidades correctas y sean lo suficientemente competentes como para hacer observaciones confiables.

Es importante adaptar la inversión en el monitoreo participativo a los recursos existentes y satisfacer las necesidades de información más importantes que apoyan directamente las decisiones de gestión. Investigaciones recientes indican que los datos de los programas de monitoreo participativo a menudo se traducen en acciones de gestión más rápida y fácilmente que los datos de esquemas de monitoreo profesional que requieren observadores expertos. ref.

Ejemplos de programas de monitoreo participativo de arrecifes

Gran Barrera de Arrecifes Ojo en el Programa de Arrecifes
Programa Ojos del Arrecife de Hawai
Programa BleachWatch de Florida