Corales establecidos

Staghorn Corales en Cane Bay, St. Croix. Foto © Kemit-Amon Lewis / TNC

El monitoreo de los corales establecidos requiere técnicas especiales, ya que los nuevos corales son pequeños y difíciles de ver a simple vista durante un año. Monitorear de cerca el sustrato coralino también puede implicar perturbarlo, por lo tanto se deben considerar cuidadosamente los métodos y frecuencia del monitoreo junto con las metas del proyecto. Una estrategia es monitorear los corales después de un año cuando los reclutas han crecido a un tamaño visible. Alternativamente, si se necesita una resolución más fina de la información de supervivencia, se debe usar luz azul puede ayudar a detectar los pequeños corales, pero no es completamente confiable.

Monitoreo de corales establecidos en unidades de siembra de SECORE usando una linterna de luz UV y una caja oscura. Crédito: SECORE International / Kelly Latijnhouwers

Monitoreo de corales establecidos en unidades de siembra de SECORE usando una linterna de luz UV y una caja oscura. Crédito: SECORE International / Kelly Latijnhouwers

Algunos corales no emiten fluorescencia de forma constante a lo largo del tiempo mientras que otros pequeños organismos no coralinos sí lo hacen. Si se utiliza una luz azul, se necesita una "caja oscura" para encerrar el sustrato al examinarlo, ya que la fluorescencia se ve mejor en un entorno oscuro. Dependiendo de los medios de fijación, se puede o no recoger sustratos con corales establecidos para examinarlos cuidadosamente, en cuyo caso un codo de PVC de gran calibre puede servir como una práctica 'caja oscura'. Es común observar una alta mortalidad en los primeros meses después de la plantación. El monitoreo sirve para determinar si las altas tasas de mortalidad continúan a medida que los corales aumentan de tamaño y ayuda a determinar las causas y los posibles ajustes que se deben hacer en la metodología de plantación o la selección del sitio.

Vea las pautas para el monitoreo de grandes colonias coralinas plantadas, los efectos de la restauración en el sitio del arrecife, la evaluación de la resiliencia del arrecifey el desarrollo general de un plan de monitoreo.

CONSIDERACIONES CLAVE

  • Los reclutas de coral son muy pequeños, por lo tanto, fundamentalmente difíciles de ver y contar
  • El monitoreo causa cierto grado de perturbación, lo cual debe ser considerado y balanceado en términos de la información generada


Secore_Logo_RGB
Este contenido fue desarrollado con SECORE International. Para mas informacion contacte info@secore.org o visite el sitio web secore.org.